LOGO
Implicaciones Fiscales

Implicaciones fiscales para Consultores Independientes

En una economía difícil es más común tomar un segundo trabajo para complementar los ingresos del hogar. Muchos estadounidenses están optando por convertirse en consultores que visitan las casas para vender maquillaje, joyas, velas, utensilios de cocina y productos alimenticios. Algunos consultores no se dan cuenta de las implicaciones fiscales al convertirse propietario único y lo que necesitan hacer para presentar sus impuestos. Conducir un negocio como propietario único es una de las formas más simples de operación. Es fácil comenzar un negocio operado como una empresa unipersonal e igualmente fácil de descontinuar. Su primer paso al iniciar un negocio es abrir una cuenta de cheques comercial. De esta manera será más fácil dar seguimiento a sus gastos deducibles de negocio y no mezclarlos con sus gastos personales. Si usted incurrió gastos antes de abrir su negocio manténgalos separados de sus otros gastos. A los gastos de inicio se les da un tratamiento fiscal especial.

Es importante llevar un registro de su millaje ya que podría ser elegible para deducirlo. Si usted trabaja por cuenta propia y mantiene una oficina en su hogar, puede deducir el millaje desde y hacia el lugar de negocio del cliente, también el millaje recorrido de su primer trabajo al segundo trabajo. Hay dos formas de calcular las deducciones de automóviles - la tarifa estándar por milla o los gastos reales. La tarifa estándar por milla es el método más fácil ya que simplemente se toma el millaje total y se multiplica por la tarifa actual ($0.56 para el 2014). El método de gastos reales es exactamente eso, el registro de los gastos reales, tales como el costo del gas, el petróleo, los seguros, las reparaciones, el mantenimiento, neumáticos, lavado, licencias y depreciación. Este método requiere que usted mantenga registros muy detallados y si utiliza su vehículo para fines personales y de negocios, usted tendrá que dividir los gastos entre la parte personal y de negocio.

El IRS permite a los contribuyentes autónomos reclamar una deducción por gastos de negocios basados ​​en el hogar si cumplen con ciertos requisitos. Deben usar la oficina en casa con regularidad y exclusivamente:

• Como el centro principal de comercio o negocio.
• Como un lugar para reunirse con los clientes en el curso de la actividad comercial o empresarial, o en relación con el comercio o negocio del contribuyente, si la ubicación es en una estructura separada no unida a la unidad de vivienda.

El IRS puede permitir una deducción para el almacenamiento de inventario, si el producto se vende regularmente y no hay ningún otro lugar fijo disponible para el negocio. Los cálculos de oficina del hogar se dividen en gastos directos e indirectos. Los gastos directos son aquellos que se refieren exclusivamente a la oficina en el hogar, tales como la pintura de las paredes o la instalación de una alfombra nueva. Los gastos indirectos son aquellos que se refieren a toda la residencia, como el alquiler, los intereses hipotecarios, impuestos, seguros, reparaciones, servicios de utilidad y la depreciación. Los gastos indirectos deben ser repartidos entre las partes empresariales y no empresariales de la casa. El importe de los gastos que puede deducir está sujeto a limitaciones específicas y provisiones de ordenamiento.

Si usted mantiene una oficina de clasificación en el hogar, puede optar por deducir anualmente $5 dólares por pie cuadrado de espacio de oficina en el hogar hasta 300 pies cuadrados, para una deducción de hasta $1,500 dólares. Si elige este método simplificado de deducción de oficina en el hogar, no se puede depreciar una parte de su casa, sin embargo, puede reclamar los intereses hipotecarios permisibles, los impuestos inmobiliarios y pérdidas por accidentes en el hogar como deducciones detalladas en el Anexo A. Estas deducciones no necesitan ser asignados entre el uso personal y de negocio como el método regular de deducción. Los gastos de negocio no relacionadas con el hogar, tales como la publicidad, los suministros y los salarios pagados a los empleados son totalmente deducibles. Por favor póngase en contacto con un profesional de impuestos para recibir orientación.

Este artículo contiene información general de impuestos para los contribuyentes y no contiene toda la información necesaria. Cada situación fiscal es diferente. Esto no pretende ser un consejo legal. Los contribuyentes deben consultar a un profesional de impuestos con respecto a su situación fiscal.